standard

¡Las grasas son buenas para la salud!

En esta ocasión hemos invitado a una experta en nutrición y fitness, Atenea Lara, con más de 6 años de experiencia, nos comparte sus secretos.

A pesar de tantos años de oír argumentos “anti-grasa” cada vez es más evidente que los tipos de grasa correctos nos hacen ser más sanos, inteligentes, musculosos y con menos grasa!

En los años 80´s, se trató de erradicar todas las grasas de la dieta común,  haciendo ver como dañino, cualquier alimento que la tuviera como uno de sus ingredientes.  Los atletas y personas que cuidaban su nutrición adoptaron la idea de que mientras menos grasa tuviera su dieta, era mejor.  Desde ahí se pusieron de moda las dietas bajas en grasa.

Hoy en día sigue siendo un gran reto cambiar la mentalidad de las personas, y lograr hacerles ver que la grasa correcta no solo es esencial, sino también muy benéfica para nuestro cuerpo.

Un ejemplo de lo anterior lo he visto con mis clientas: ninguna parece tener conflicto con comerse un muffin, brownie, o hamburguesa… sin embargo a la gran mayoría le provoca preocupación el aceite de oliva, o el puñito de almendras que podrían incluir en su alimentación.

El mensaje que les quiero hacer llegar hoy es: LA GRASA NO ES EL DEMONIO, sino totalmente lo contrario, es uno de nuestros mejores aliados para ponernos en forma.  

Como dato importante, Walter Willer, el director del departamento de Nutrición en Harvard, se ha dedicado los últimos años a demostrar que desde que comenzó el movimiento anti-grasa, la obesidad incrementó aún más y  la salud en la población general no mejoró en lo absoluto.

Es cierto que hay un tipo de grasas (les llamaremos“las grasas malas”)  que bloquean nuestras arterias, nos ponen gordos, y  aceleran el envejecimiento,  pero también es cierto que existe otro tipo de grasas (“las buenas”) que nos protegen contra enfermedades del corazón, daño de los radicales libres e incrementan la tasa metabólica y la quema de grasa, así como pueden ayudar a la ganancia de músculo y la producción de testosterona.

La próxima semana veremos a detalle cuáles son las grasas benéficas y los usos que le podemos dar para mejorar nuestra salud y vivir mejor…

standard

¡Queremos entrar hasta tu cocina!… con un panqué de plátano.

¡Hola! ¿Cómo estás?… esta vez queremos meternos hasta tu cocina 😉

Ya hemos platicado de muchos temas, y nos encanta seguir aquí contigo. Esperamos que toda la información que te mandamos, te sea super útil y deliciosa para leer en algún ratito del día que tengas libre.

Hoy queremos meternos hasta el centro de mando de tu casa, y darte una receta deliciosa para que pruebes cocinar sin azúcar, utilizando nuestros productos Stevien y te sorprendas de lo delicioso que puede ser comer más rico y saludable, y con menos culpas.

¿List@s?

¡Hagamos PAN DE PLÁTANO para aprovechar esos platanitos super maduros que se están quedando en tu frutero!

Necesitas:

3/4 taza (87 g) de nueces picadas
3 cucharadas de Stevien en polvo
1/4 taza (35 g) de harina
1/4 cucharadita de canela molida
1/4 taza (60 g) de mantequilla sin sal, ablandada

Pan de plátano
3 a 4 plátanos muy maduros triturados con un tenedor
3/4 taza (180 ml) de jarabe Stevien de maple
1/2 taza (115 g) de mantequilla
2 huevos
2 tazas (280 g) de harina
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de sal

PREPARACIÓN

Pan:

1.Con la parrilla en la posición intermedia, precalienta el horno a 180 ° C.
2,Coloca mantequilla en un molde para pan de seis tazas (1,5 litros) de 25 x 10cm y colócalo en una hoja de papel encerado, dejándolo colgar por
ambos lados.
3. En un tazón, combina las nueces, el endulzante Stevien en polvo, la harina y la canela.
4.Agrega la mantequilla y mezcla con las yemas de los dedos hasta que la masa se humedezca. Reserva.

Pan de plátano:

1.En otro tazón, mezcla los plátanos, el jarabe Stevien de maple, la mantequilla y los huevos. Reserva.
2.En un tazón grande, combina la harina, el bicarbonato de sodio y la sal. Con una cuchara de madera o una espátula, agrega la mezcla de plátano hasta que la masa se humedezca.
3.Difunde la mitad de la masa en la sartén preparada. Espolvorea con la mitad de las migajas. Vierte la masa restante y espolvorea el resto de la migaja.
4.Hornea durante aproximadamente 1 hora y 15 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio.

¡Listo! ¿Nos cuentas cómo te quedó o si le agregaste algún toque mágico ?

standard

Dulce y saludable en esta Navidad, ¡Sí se puede con STEVIEN!

¡Hola! ¿Cómo estás? ¿Ya list@ para disfrutar las comidas y cenas Navideñas deliciosas? Te quiero dar algunas ideas para que puedas disfrutar de TODO, consumiendo menos azúcar y sin “romper” tanto tu buena alimentación:

  • Prepara tus aguas, chocolates y ponches con Stevien en polvo. También puedes aprovechar nuestros concentrados de frutas como jamaica, para tener agua fresca en la posada y un rico ponche en la noche. El ponche hazlo super frutal, para que sepa delicioso, sea nutritivo y todos lo quieran tomar.

  • Si te gustan los postres: agrégales fruta fresca. En gelatinas, panqués, pays de queso, o simplemente tener frutas con crema o chocolate derretido. Recuerda que nuestras mermeladas y endulzantes, pueden complementar perfecto tus mejores recetas y sin tanta azúcar ni calorías.
  • Para cambiar un poco la “aburrida gelatina”, prepara una gelatina Stevien y poco antes de que cuaje por completo licúala y quedará con una deliciosa consistencia tipo espuma. También puedes sustituir una taza de agua con una taza de yogurt griego sin azúcar y decorar la gelatina con alguna de nuestras mermeladas.

  • Si te gusta desayunar en familia hot-cakes, crepas, pan con mermelada, no te olvides de nuestras mermeladas, jarabes o endulzantes con stevia, son perfectos para eliminar el azúcar y muchas calorías. Además puedes agregar a la mezcla rebanadas de manzana o plátanos, o arándanos frescos.

  • Si a tus hijos les gusta la leche con chocolate, mezcla un vaso de leche semidescremada con un poco de Stevien y una o dos cucharaditas de cocoa en polvo, de esta manera eliminarás por completo el azúcar y tus hijos estarán bien alimentados.

  • Prepara deliciosos licuados mezclando yogurt natural o leche semidescremadafrutas de la estación y Stevien.

Recuerda que nuestra marca (Stevien) rinde 10 veces más que el azúcar por lo que con muy poca cantidad podrás endulzar muchísimos postres y bebidas.

¡No se te olvide que ya estamos de venta en E.U.A! en Amazon

www.stevien.com

standard

¡Se BUSCAN, alimentos LIGHT SALUDABLES!

 ¿Qué son los alimentos light?  

Se les llama alimentos light a aquellos que aportan 30% menos calorías que el mismo alimento en su versión natural o “NORMAL”.

Esta reducción se logra disminuyendo las cantidades de azúcar o grasas o sustituyéndolas por otros ingredientes con menos calorías.

Existen dos tipos de alimentos light:

 

– Alimentos “BAJOS” (reducidos) en carbohidratos

Son aquellos en los que se ha disminuido (o eliminado) el azúcar comparado con el alimento original.  La mayoría de ellos contienen edulcorantes artificiales como la sacarina, Acesulfame K, Aspartame, sucralosa o naturales  como la stevia o fructosa para mantener el dulzor sin aportar tantas calorías.

– Alimentos BAJOS (reducidos) en grasas.

También llamados desgrasados, semidescremados o desnatados.  Éstos son alimentos a los que se ha eliminado total o parcialmente la grasa, los más comunes son los lácteos(leche, quesos, mantequilla, etc).

Cuando elijas este tipo de alimento, revisa que aquellos que dicen “bajos en grasas”, no hayan utilizado almidón o azúcar para sustituirla, de ser así, es probable que la versión natural sea más saludable.  Recuerda que el azúcar y el jarabe concentrado de fructosa (HFCS) se han señalado como los responsables de muchas enfermedades del corazón, diabetes y obesidad.

A fin de estar seguros de que lo que compramos es verdaderamente bajo en calorías, te sugiero compares cuántas calorías por porción te da el producto light que te gusta y cuántas el equivalente “normal” o no light.

Es importante resaltar que los alimentos light NO TE BAJAN DE PESO.  Muchos de nosotros caemos en la trampa de comer como si no tuvieran calorías y acabamos engordando.

Para tener una idea más clara, una cucharada sopera de mayonesa contiene unas 100 calorías, mientras que la versión light aporta alrededor de 50 calorías.  Por lo tanto, si caemos en el error de que, por ser un producto light, podemos comer el doble o mayor cantidad, al final estaremos comiendo las mismas calorías y gramos de grasa que si se tratara de la mayonesa regular.

Uno de los mayores problemas al elegir alimentos light es que no nos hacen sentir tan satisfechos como cuando comemos el alimento original, esto sucede porque las grasas tienen la cualidad de hacernos sentir “llenos” por un largo tiempo después de haber comido.

Así mismo, con aquellos alimentos en los que se sustituyen las grasas por azúcares, tendremos hambre al poco tiempo y algunos de nosotros ansiedad.

En los personal, cuando elijo alimentos light, busco aquellos con ingredientes naturales, prefiero aquellos que han sido desgrasados que los que contienen sustitutos artificiales de azúcar o grasas.  Siempre lo natural será la mejor elección, la más confiable y ecológica.

Los alimentos bajos en calorías, utilizados con conocimiento, pueden ser de ayuda para bajar de peso, controlar la glucosa (en el caso de personas con diabetes), reducir los niveles de colesterol en sangre y en algunos casos ayudar a una dieta más saludable.

ASÍ QUE, NO NOS VAYAMOS CON LA FINTA DE QUE DIGAN LITE,
LIGHT O BAJOS EN.   

Démosle 2 minutos a la lectura de etiquetas. No caigamos en la trampa, elijamos con conocimiento de causa.

Recuerda que los productos STEVIEN, son dulces y naturales, endulzados con STEVIA, así que contienen mucho menos calorías de manera natural.

standard

Bajos en calorías, libres de azúcar… ¿mágicos o mentirosos?

“La única manera de conservar la salud es: comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer” Mark Twain.

¿Cuántos de nosotros, en nuestros miles de intentos por bajar de peso, no hemos llegado a la misma conclusión?
¿Quién se va a sentir motivado después de todas las prohibiciones y sacrificios que aparentemente se necesitan para estar sano?

¡El eternoNO, no, no y entre más te gusta más te hace daño!

Durante muchos años, ésta fue la imagen que muchos de nosotros tuvimos acerca de la alimentación y el ejercicio, hasta que en los 90’s llegaron los milagrosísimos alimentos light o bajos en calorías.  Para muchos de nosotros éste parecía el fin de las dietas, las desmañanadas para ir al gimnasio, el sufrimiento en las fiestas… era la re-ce-ta del éxito.  Y cambiamos gran parte de los productos que comprábamos y todo lo que decía“light”, “bajo en …” o “libre de…” entraba en nuestro carrito del súper, más caros pero valían la pena.


Pero, algún tiempo después, llegaron las malas noticias, nos dimos cuenta que no eran tan mágicos e infalibles, algunos de nosotros acabábamos comiendo más y otros hasta subimos de peso. Además se descubrió después, que comer estos productos, no sólo no garantiza la pérdida de peso, sino que algunos de ellos ponen en riesgo nuestra salud.  La obesidad y las enfermedades relacionadas con el sobrepeso, no sólo no disminuyeron sino que aumentaron, a partir del lanzamiento de estos alimentos.

Pero no todo son malas noticias, yo creo que la clave del bienestar del ser humano, es el encontrar un balance, un equilibrio.  Los alimentos light no son el remedio mágico, pero tampoco todos ellos son dañinos; utilizados con moderación, pueden ser una muy buena herramienta para lograr nuestras metas.

Al final, lo que buscamos es que nuestros esfuerzos por comer bien y vivir mejor valgan la pena y notemos cambios, y nos sintamos mejor.  La clave está en saber elegir los alimentos que te convienen, sean light, lite, bajos en… y hasta esos “pecados” que nos encantan, también le hacen bien al cuerpo.

Durante las siguientes cuatro semanas vamos a aprender un poco más acerca de los alimentos light.  El objetivo es que conozcas los diferentes tipos y de qué están hechos a fin de que elijas cuáles vas a incluir en tu alimentación y cuáles no te convienen de acuerdo a tus metas.

No pretendo decirte qué hacer ni prohibirte nada, pero creo que la elección informada es la mejor.

 

¡Comer sano, estar en forma y disfrutar de lo que te gusta, no están peleados, es cuestión de encontrar el camino correcto!

 

http://www.stevien.com.mx/tienda

standard

¡Descubre toda la VERDAD leyendo las etiquetas!

¿Te has preguntado últimamente si los alimentos que crees o se dicen “bajos en calorías” o “que no engordan” realmente lo son?

Muchas veces nos sentimos perdidos al intentar leer las etiquetas de contenido nutricional.  En el supermercado nos preguntamos:

¿Qué son muchas o pocas calorías?, ¿10 gramos son muchos carbohidratos?, ¿Bajo en azúcar o libre de grasas? ¿Los alimentos light son realmente más saludables?…

De acuerdo a la ley, todos los productos industrializados que compramos, deben contener una etiqueta donde describan el contenido de ingredientes, calorías y nutrimentos.

Te voy a dar 8 tips para elegir tus alimentos y para hacerlo más práctico, elegí una etiqueta de un alimento conocido: Galletas OREO.

Revisa que el producto tenga una etiqueta que diga “Contenido Nutricional o Información Nutricional”, en la parte posterior del envase.

Busca la parte donde dice “Tamaño de la porción”, en este caso son 4 galletas, de tal manera que las calorías y nutrimentos reportados sólo corresponden a 4 galletas, no a todo el paquete.

Normalmente vas a encontrar 6 elementos: Energía (Kcal), Grasas (g), Colesterol (g), Sodio (g), Carbohidratos (g) y Proteínas (g). Se reportan los gramos totales de cada uno y el porcentaje que representa en una dieta de 2000Kcal (para un adulto promedio).

Si el alimento que has comprado es un postre, te recomiendo que cada porción no aporte más de 150 Kcal, lo que equivale a un postre hecho en casa, 3 manzanas, 2 rebanadas de pan o tortilla por ejemplo.

  • En nuestras galletas Oreo, 4 piezas aportan 170 calorías, tache!

Elige alimentos que contengan poco colesterol (menos de 20mg por porción), en una dieta promedio, el colesterol proviene naturalmente de los productos de origen animal, no te conviene agregar más a tu alimentación.

  • De acuerdo a nuestra etiqueta, comer galletas Oreo no aporta colesterol.

 Evita los alimentos que contengan más de 140mg de Sodio por porción.

  • Estas galletas (y la mayoría de los productos industrializados) son altas en Sodio (150mg), si tienes problemas de presión alta o retención de líquidos, no son recomendables.

En el caso de los carbohidratos prefiere los alimentos que tengan aunque sea un poco de fibra (la recomendación diaria es de 25-30g).

Evita los que contienen jarabe de maíz alto en fructosa (HFCS por sus siglas en inglés) éste ha sido reportado como uno de los principales responsables de la obesidad, diabetes y enfermedades del corazón en el mundo.

  • Nuestras galletas Oreo tienen menos de 1g de fibra y aportan 15g de azúcar por porción, lo que equivale a 1 y media cucharada sopera de azúcar. Creo que a estas alturas lo mejor será buscar otro postre…

 Es frecuente que el aporte de proteína en este tipo de alimentos sea muy baja y de poca calidad, no representan beneficio ni perjuicio a tu salud.

  • Comiendo 4 galletas Oreo al día sólo obtendrás 2g de proteína.

Al parecer nuestras galletas reprobaron el examen…

Espero te hayan servido estos tips, en las siguientes semanas vamos a descubrir a los verdaderos alimentos light y te voy a explicar con más detalle para que te vuelvas un experto al elegir tus alimentos…

standard

¡Vamos a hacer dinero con tu comida!

¡Vamos a ahorrar dinero y comer mejor con estos consejos super sencillos!

1. Compra en el mercado sobre ruedas:

Además de ser más barato que el supermercado, los productos son más frescos y apoyan la economía de muchos agricultores.

2. Aprovecha y prefiere los alimentos de la estación:

Trata de comprar las frutas y verduras de la estación, son más baratas,  contienen los nutrientes que tu cuerpo necesita para esa época del año, además, es más probable que sean frescas y de buena calidad.

3. Si compras alimentos envasados:

Evita comprar alimentos instantáneos, la mayoría de ellos son altos en sodio, grasa, calorías y generalmente son poco nutritivos, además si comparas el costo de ese alimento hecho en casa, generalmente pagas 2 o 3 veces más.

Hay algunos productos que preferimos comprar envasados, trata de elegir aquellos que no viene procesados y que ofrecen el producto lo más cercano a la presentación fresca.

4. Prepara tus aguas naturales:

Aprovecha las frutas y verduras frescas, para preparar jugo y aguas. El costo de las bebidas envasadas es muy alto, además de su alto contenido en azúcares y sustancias químicas.

5. Cocina cuando menos una vez a la semana:

Si tus actividades no te permiten cocinar para cada día de la semana, intenta cocinar un día y prepara lo suficiente para otros días.  Te sugiero que hagas platillos fáciles de guardar y recalentar.  De esta manera le ofrecerás una opción mucho más saludable (y barata) a tu familia.

6. Planea un día a la semana vegetariano:

No necesitas hacer platillos complicados, sólo elimina la carne (res, pollo, cerdo, huevo y pescado) y cámbiala por quesos frescos, queso de soya o soya.  Cuando sustituyes las carnes, ayudas a que tu familia coma más verduras de una manera más sencilla, mientras más colores agregues, más vitaminas, minerales y fibra le estarás ofreciendo a tu familia.

Te aseguro que ese día se sentirán más ligeros y con más energía para continuar su día.

standard

El terror de la azúcar que nadie te cuenta.

¿Recuerdan esta típica escena en la TV?

La protagonista acaba de terminar una relación y lo primero que hace es consolarse comiendo helado y viendo películas románticas.

El azúcar ha sido nuestra compañera desde que éramos pequeños; ha sido el premio, la recompensa y más adelante el consuelo para superar problemas del corazón.  Y se preguntarán:

¿Por qué nos gusta tanto?

 

 

El consumo de azúcar hace que el cerebro secrete sustancias que nos hacen sentir mejor emocionalmente.

Conozcamos un poco del azúcar:

  • El azúcar inicia su carrera en el año 500 AC, en la India.
  • Su nombre de pila fue “Khanda” (¿les suena a Candy?).
  • Se hace famosa cuando se logra cristalizar en el SXVIII.
  • Su descubrimiento cambió el curso de la historia humana: Se formaron nuevas colonias, aumentó la esclavitud, migración de pueblos y guerras entre países.

En las últimas dos décadas el azúcar ha dejado de ser tan política y ha entrado de lleno al área de salud.  El consumo de bebidas azucaradas aumentó en un 135% entre 1977 y el 2001 y se considera una de las causas de la epidemia de sobrepeso en el mundo, el cual va de la mano con muchas enfermedades como presión alta, diabetes, depresión y cáncer. 

Actualmente 1 billón de adultos en el mundo sufren de exceso de peso… ¡Esto es equivalente a todos los habitantes del continente americano!

Hagamos un pequeño cálculo:

Una lata de refresco promedio (360mL) tiene 150Kcal y 40-50g de azúcar lo cual equivale a 5 cucharadas soperas de azúcar, si estas calorías se agregan a la alimentación diaria…

¡Una lata de refresco al día puede generar un aumento de peso de 6.75 Kg en 1 año!

Hace tiempo tuve un paciente que tenía 10Kg de sobrepeso, debido a su trabajo le era muy difícil hacer cambios en su alimentación, así que empecé por lo más sencillo, cambiamos el refresco por agua.  En tan sólo 2 meses perdió cerca de 8Kg, él no daba crédito de que algo tan “inofensivo” pudiera alterar tanto su peso.

 

 

¿Suena terrible no?  

La buena noticia es que existen diferentes endulzantes para sustituir el azúcar.

 

 

Stevien, creo su propio endulzante hecho con STEVIA orgánica. Nuestro endulzante es DULCE y DELICIOSO, NATURAL y SIN CALORÍAS. Te invitamos a que lo pruebes ya sea en polvo, como mermelada, jarabe, gelatinas o en alguno de nuestros productos.

Es tiempo de hacer un cambio y elegir lo mejor para nuestra salud…. y que sepa delicioso.

standard

¿Por qué valdría la pena probar otro endulzante en lugar del azúcar? Te queremos contar 7 buenísimas razones

¿Cuántas noticias, mails, posters y comerciales has visto a favor o en contra del azúcar? ¿Cuántos anuncios publicitarios vemos al día promocionando diferentes alternativas de dulzor para nuestros alimentos?

Desde que se lanzaron al mercado los endulzantes artificiales, se inició una guerra entre los productores de caña de azúcar y los  libres de calorías.  Mucha de la información que recibimos de los beneficios o perjuicios del azúcar, provienen de diferentes organizaciones a las cuales les conviene que consumamos cierto tipo de endulzantes.  Las versiones de la verdad son infinitas y muchas de ellas tendenciosas.

Hoy, estamos convencidos de que la Stevia es una buena opción para tu familia, pero es tu decisión probarla leer sobre ella y decidir.

Aquí te dejamos nuestras 7 razones por las cuales decidimos crear esta empresa a partir de la Stevia:

1. El concentrado de Stevia es sumamente dulce

El concentrado endulzante de la Stevia,  llega a ser 250-300 veces más potente que el azúcar.

2. La Stevia no aporta calorías

Al ser tan dulce, la cantidad que agregas a tus alimentos es mínima por lo que no le aporta calorías a tu dieta y te ayudará a bajar de peso.

3. La Stevia es estable al calor

Por lo que puedes cocinar con ella y usarla en bebidas calientes.

4. La Stevia rinde 10 veces más que el azúcar

Por lo que ahora en lugar de comprar un kilo de azúcar sólo comprarás 100g de Stevia.

5. No crea adicción

A diferencia del azúcar de caña que actúa como una droga en tu cerebro, la Stevia no es adictiva por lo que te ayudará a disminuir los antojos de alimentos dulces.

6. La Stevia es buena con tus dientes

Retarda el crecimiento de bacterias además de que, al ingerir menos azúcar, ayudarás a mantener una buena salud dental.

7. La Stevia es buena para las personas con Diabetes Mellitus 2

Ya que no contiene azúcar, la Stevia es una buena alternativa para aquellos que padecen diabetes y que no quieren eliminar por completo de su alimentación los alimentos dulces.

No pretendo decirte qué elegir, pero creo que en la vida es importante conocer las ventajas y desventajas de lo que le das a tu cuerpo y a tu familia para así elegir lo más saludable y seguro.

 

¡Nos leemos en 15 días!
No te olvides de escribirno, opinar, platicar o preguntar lo que quieras en:

hola@zukara.com.mx

standard

¡Nuestra primera correspondencia!

¡Hola! ¿Cómo estás?

Espero te encuentres muy bien, y que tus propósitos saludables estén viento en popa, por que sí, a veces pareciera imposibles con tantas opciones, comidas, reuniones y tienditas por todos lados.

En fin, de lo que te quiero platicar hoy es sobre la Stevia. Últimamente han surgido muchas opciones para sustituir el azúcar por todas las consecuencias negativas que ésta nos puede traer a la salud (hipertensión, obesidad, daño en los dientes, efectos negativos en el hígado, fallas en el funcionamiento del cerebro, entre otros), es por eso que vemos en el mercado un gran numero de sustancias efectivas para endulzar tus alimentos. Nosotros, encontramos la Stevia y te queremos contar de ella para que tu decidas con cuál de todas estas opciones te quedas.

La Stevia es una plantita salvaje de Uruguay, que si muerdes sus hojitas el sabor es dulce; así  la naturaleza la creó en el mundo. Llega a endulzar hasta 300 veces más que el azúcar, no contiene calorías, no daña tus dientes, no es adictiva, no causa ansiedad y hasta funciona como diurético.

 

Ahora, muchos nos quejamos porque todos los sustitutos de azúcar, siempre saben “rarito”, como a metal o amargos; y ahora, mucha gente ha experimentado que la STEVIA también sepa así…  y te queremos contar una verdad: ese sabor tiene una razón y nuestro endulzante no lo tiene.

Algunas marcas de Stevia, en su proceso de extracción usan sustancias químicas y esto es lo que le da ese sabor raro. Por otro lado, algunas para crear un sabor más aceptado por todos o para que el “sobrecito se llene”  la mezclan con endulzantes químicos…

¿Ya no suena tan NATURAL y DELICIOSO, no?

 

PERO…

 

Nuestro endulzante Stevien pasa por un proceso donde únicamente usamos agua y no lo mezclamos con ninguna sustancia química, así que:

SÍ, NO SOMOS AZÚCAR, pero sabemos muy RICO, DULCE y somos NATURALES, no tenemos calorías y cuidamos tus dientes (además de otras cualidades)

Por lo que, te recomendamos que ahora que elijas tu endulzante sustituto, revises las etiquetas y veas con qué sustancias lo mezclan y lo PRUEBES porque al final el sabor es lo que te hará dar tu decisión final… y de verdad, nosotros sabemos super RICO.

Aquí te dejamos un video que te lo va a contar más bonito:

https://www.youtube.com/watch?v=sH2q9rCgQ68&t=1s

 

 

Tú, ¿Qué piensas?

¿Cuál endulzante has probado en lugar de el azúcar?

 

Esperamos tu respuesta a esta carta en: hola@zukara.com.mx

( y si quieres recibir estas cartas directo a tu mail, escríbenos aquí también y te sumamos a la correspondencia saludable)