standard

¿Insomnio?… ¡Ya nadie te robará el SUEÑO, no Señor!

Te daremos unos consejos buenísimos para que puedas dormir de corridito, como “en los viejos tiempos”:

Si las recomendaciones de la semana pasada aún te dejaron sin dormir, intenta con las siguientes . Recuerda que toma tiempo corregir tu “reloj biológico” pero poco a poco podrás dormir un poco más y mejor.

  • Sexo y sueño

Varios expertos coinciden en que la recámara sólo es para dormir y tener sexo.  No hagas las cuentas, llames por teléfono o veas la TV en la cama.  Todo en tu recámara debe ser relacionado con descanso y relajación.

Tip:  La mejor temperatura para dormir es por debajo de los 24°C.

  • Reloj biológico

Trata de irte a dormir y despertar a la misma hora todos los días, incluyendo los fines de semana.  Esta rutina ayudará a quetu cerebro y tu cuerpo tengan un ciclo sueño-vigilia más saludable.  Con el tiempo conciliarás el sueño y despertarás con más facilidad.

Tip: En cuanto te levantes permanece en un área con luz del sol por 5 a 30 minutos.  La luz es el elemento más efectivo para despertarte.

  • Apaga la luz

Comienza a reducir tu actividad 3 horas antes de irte a dormir, apaga o disminuye la luz en tu casa y termina tus pendientes del trabajo, peleas o decisiones complicadas.  Toma tiempo bajar el “ruido” emocional y de la mente.  Al bajar la luz le das una señala a tu cerebro para producir melatonina, la hormona que te ayuda a dormir.

Tip: Usa un foco de 15 watts para leer antes de irte a dormir.

  • Luz azul

El insomnio ataca con los detalles más pequeños, la pequeña luz azul del celular, ipad o el reloj digital puede interferir con la calidad de tu sueño y descanso.

Tip: Apaga la TV, computadoras y cualquier lucesita una hora antes de dormir.  Si no es posible cubre aquellos aparatos que mantienen alguna luz aún apagados.

  • Libera tu mente

Establece una rutina de relajación una hora antes de irte a dormir.  Lee algo tranquilo, medita, escucha música o toma una baño caliente.  Trata de escribir una lista con tus preocupaciones y cómo lo vas a solucionar el día siguiente.

Tip:  Aún 10 minutos de relajación puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido.

Evitar cenar azúcares, porque el ansiedad que causa el azúcar y el “rush” de energía son tu peor enemigo. Si se te antoja cenar dulce busca los productos Stevien, que están endulzados con stevia y no se robarán tu sueño. Prueba tes florales que te ayuden a relajarte y endúlzalos con Stevien en polvo sin miedo.

Dulces sueños…

standard

Lo que es mucho para mí, es poco para ti.

Hay porciones para todos

Esta semana estaba pensando en aquellos pequeños detalles que sin saber cometemos y nos llevan al fracaso en nuestra dieta.  Hoy vamos a hablar de PORCIONES.

Puedes elegir la dieta más maravillosa, internacionalmente probada, la dieta de las estrellas de Hollywood, puedes comprar los alimentos más exóticos, pero si tus porciones son más grandes que las indicadas, todo se viene abajo.

El concepto de porción “normal” es completamente relativo, lo que para mí es una porción grande, para otra persona puede ser pequeña.

Por ejemplo, una porción de carne equivale a 30g (el tamaño de la palma de tu mano) y es muy común que creamos que una porción de carne es de 150g porque es la que viene en la hamburguesa “chica” de Mc Donald’s.

Para hacerlo más sencillo, desde hace algunos años se han utilizado objetos de la vida diaria, que funcionan como referencia para el tamaño de las porciones.

Una ficha de póker= una porción de aceite, mantequilla, margarina o crema de cacahuate = 45 Kcal

Una cajetilla de cigarros= 1 porción de carne (pollo, res, cerdo, pescado) o queso = Aprox 70 Kcal

Una bola de baseball o tenis = 1 porción de verduras (25 kcal) o cereales (75 Kcal)

Un CD = una porción de cereales (hot cakes, waffles, bagel) = 75-100 Kcal

De esta manera, la próxima vez que quieras hacer algún cambio en tus hábitos, compara lo que tu llamas una porción con lo que realmente es e intenta adaptarte a estas nuevas cantidades.  Verás que tus esfuerzos serán bien recompensados.

standard

¡Comer delicioso fuera de casa y regresar sin remordimiento!

Estás frente al menú, más de 20 platillos deliciosos llaman tu atención, tienes toda la voluntad de comer sano y no subir de peso pero…

¡¿QUÉ ELEGIR?! ¿Será mejor el menú vegetariano? ¿Sin pan? ¿Acabaré pidiendo laaburrida ensalada OTRA VEZ?!

Elegir en un restaurante puede ser una tortura, disfrutar la comida sin culpa un reto… en esta ocasión les daré los tips que yo uso para elegir saludablemente y comer delicioso:

  • Evita comer de la canasta de pan o botanas que se pone al centro de la mesa.

  • Si las porciones son muy grandes, revisa el menú de niños, a veces se ofrecen los mismos platillos en raciones pequeñas.

  • Las entradas no son la mejor elección, te recomiendo elijas las que incluyen verduras y que no tienen queso o grasas agregadas.

  • Las sopas pueden ser buenas aliadas, ya que te ayudan a sentirte saciado mucho más rápido.  Elige aquellas que tienen caldo con verduras, evita las sopas crema o las que tienen queso.

  • Las ensaladas no siempre son lo mejor, corremos el riesgo de no quedar saciados y acabar comiendo más.  Si vas a elegir una ensalada como tu plato principal prefiere las que tienen algo de proteína (queso, carne o huevo), pide que te pongan el aderezo a un lado y elige un aderezo con poca grasa.

  • Procura elegir un plato fuerte que tenga muchas verduras, evita lo frito, capeado, empanizado y gratinado.  Si puedes tener un poco de pan o tortillas

    para acompañar, éstos harán que te sientas más saciado.

  • Siempre prefiere agua natural, le puedes agregar unas rebanadas de limón, naranja, sandía o pepino para darle sabor.  Si te gusta elrefresco procura pedir aquellos sin azúcar.  Si vas a tomar bebidas alcohólicas recuerda que mientras menos grados de alcohol menos calorías.

  • Si vas a pedir postre SIEMPRE compártelo y prefiere aquellos que incluyen frutas.

  • Procura comer cuando menos en 30 – 45 minutos, mientras más tiempo te tomes más saciado te vas a sentir.

  • Evita las bebidas “digestivas”, generalmente éstas son las más altas en calorías.

¡Así de sencillo!

standard

¡Te contamos todo sobre las NUECES!

En esta semana la experta en nutrición y enfermedades cardiovasculares María del Carmen González, nos dará información actualizada y científica acerca de las nueces, por qué son saludables y cómo podemos aprovecharlas.  Espero les guste:

Mucho  hemos escuchado de este alimento “que tienen mucha grasa”, “que son milagrosísimas”, “que te curan de enfermedades”… Como pasa con muchos alimentos, la información que recibimos es parte verdad, parte mito urbano y parte tradición.  En esta ocasión les presento información científicamente probada y que muchos médicos y nutriólogos han analizado.

Las nueces son bajas en carbohidratos simples (azúcares)

  • Estudios de investigación han encontrado que cuando comemos nueces naturales nuestra glucosa (azúcar) en sangre se mantiene estable.  Además, si comemos nueces mezcladas con alimentos altos en azúcar, éstas amortiguan la respuesta del cuerpo y nuestra glucosa en sangre no se eleva tanto ni tan rápido.

  • Las nueces son ricas en nutrientes que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón gracias a que contienen grasos saludables como las mono insaturadas, fibra, antioxidantes y minerales.

Contenido de ácidos grasos saludables

  • Son fuente de Omega 3, un grupo de grasas que protegen el corazón.  Las dietas altas en omega 3disminuyen la inflamación, ayudan a bajar los triglicéridos y el colesterol  entre otras cosas.

Alto contenido de proteína vegetal, fibra y minerales

  • Las nueces también contienen cobre y magnesio, minerales llamados “cardioprotectores” o que protegen el corazón.

  • Tienen propiedades anti-estreñimiento, pues su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal.

  • Este grupo de alimentos es un gran aliado durante el embarazo; gracias a su alto contenido de ácido fólico, ayuda a una correcta formación del feto.

  • En la gente mayor ayuda a prevenir la osteoporosis.

  • Tienen un alto porcentaje de proteína ya que 100 gramos de nueces equivalen a comer 100 gramos de carne.

  • Ya que contienen pocas cantidades de sodio, es un excelente producto para aquellas personas que necesitan cuidar el consumo de sal (hipertensión y/o diabetes).

Como puedes ver, las nueces son buenas aliadas en nuestra alimentación, recuerda que son altas en calorías por lo que te recomiendo que incluyas 8-10 semillas una vez al día.

standard

¿Sabes qué son y qué hacer con las alergias a la comida?

En esta ocasión hemos invitado a una experta en nutrición en niños, Betzabé Salgado, con más de 10 años de experiencia en el Hospital Infantil de México, nos explica el porqué de las alergias en alimentos y cómo ayudar a nuestros hijos.

Las alergias alimentarias se presentan cuando nuestro sistema inmune reacciona con algunas proteínas que se encuentran en nuestra dieta.  Los síntomas varían desdedermatitis en la piel hasta asfixia (anafilaxia). 

El diagnóstico de una alergia alimentaria la debe hacer un especialista para saber qué alimento es el que se debe eliminar de la dieta del niño.  Si eliminamos el alimento que produce la alergia, borramos la memoria del sistema inmunológico y disminuyen los síntomas hasta que el niño vuelve a la normalidad. 

Algunos de los alimentos que pueden producir reacciones alérgicas son:

  • Leche de vaca

  • Huevo

  • Pescado

  • Mariscos

  • Nueces (almendras, avellanas, cacahuates)

  • Trigo

  • Frutas (melón, kiwi, fresa, sandía)

El tratamiento para un niño con alergia alimentaria dependerá de la etapa de la vidaen la que se encuentre.

En niños menores de 6 meses se recomienda continuar con lactancia materna hasta 1 año como mínimo.  Ninguna fórmula artificial ofrece los beneficios de la lactancia materna en niños alérgicos.

La mamá deberá llevar una dieta en la que se elimine algunos alimentos como la proteína de leche de vaca, lo cual mejorará la dermatitis del bebé.

Si el niño tiene síntomas gastrointestinales o respiratorios y no mejora, existenfórmulas lácteas con proteínas pre-digeridas (hidrolizadas) que deberán ser indicadas por un especialista (gastroenterólogo o nutrióloga).

El inicio de los alimentos sólidos en estos niños se inicia entre los 4 y 6 meses de edad, mientras sea de forma programada y con supervisión de padres y equipo médico será exitosa.

El cuidado en la alimentación debe ser una tarea diaria por lo que te recomendamos:

  • Tener una dieta adecuada, completa y  equilibrada, con una lista de los alimentos que tu hijo no debe comer, conociendo los ingredientes de todo lo que compres.

  • Programar la alimentación de tus hijos lo cual disminuirá el riesgo de que coma alimentos alergénicos.

  • Hacer una lista de nuevas recetas y cambia los ingredientes por alimentos más saludables para tu hijo.

  • Platicar con otras familias con niños alérgicos y buscar tiendas deproductos especializados.

standard

Checklist para comer saludable, delicioso y ligero:

Espero que durante estas semanas hayan logrado comer sano, barato, sabroso y con un poco menos de calorías.  En esta ocasión vamos a hacer un pequeño resumen de los alimentos bajos en calorías:

  • Los alimentos light son aquellos que han reducido el 30% de las calorías.

  • Existen 2 formas: bajos en carbohidratos y bajos en grasas.

  • No son mágicos ni nos hacen bajar de peso.

  • Comer alimentos bajos en calorías no significa comer doble.

  • Elige las opciones naturales (descremados o con edulcorantes naturales).

  • Prefiere quesos frescos a añejos.

  • Utiliza verduras para comer menos calorías pero más cantidad.

  • Mezcla los cereales que te gustan con opciones sin azúcar.

  • Toma agua antes y después de comer para sentirte satisfecho más pronto.

  • Prepara alimentos “bajos en grasas” utilizando sartenes con teflón.

  • Prepara alimentos “bajos en azúcar” utilizando sustitutos de azúcar  naturales como Stevia.

standard

Bajos en calorías, libres de azúcar… ¿mágicos o mentirosos?

“La única manera de conservar la salud es: comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer” Mark Twain.

¿Cuántos de nosotros, en nuestros miles de intentos por bajar de peso, no hemos llegado a la misma conclusión?
¿Quién se va a sentir motivado después de todas las prohibiciones y sacrificios que aparentemente se necesitan para estar sano?

¡El eternoNO, no, no y entre más te gusta más te hace daño!

Durante muchos años, ésta fue la imagen que muchos de nosotros tuvimos acerca de la alimentación y el ejercicio, hasta que en los 90’s llegaron los milagrosísimos alimentos light o bajos en calorías.  Para muchos de nosotros éste parecía el fin de las dietas, las desmañanadas para ir al gimnasio, el sufrimiento en las fiestas… era la re-ce-ta del éxito.  Y cambiamos gran parte de los productos que comprábamos y todo lo que decía“light”, “bajo en …” o “libre de…” entraba en nuestro carrito del súper, más caros pero valían la pena.


Pero, algún tiempo después, llegaron las malas noticias, nos dimos cuenta que no eran tan mágicos e infalibles, algunos de nosotros acabábamos comiendo más y otros hasta subimos de peso. Además se descubrió después, que comer estos productos, no sólo no garantiza la pérdida de peso, sino que algunos de ellos ponen en riesgo nuestra salud.  La obesidad y las enfermedades relacionadas con el sobrepeso, no sólo no disminuyeron sino que aumentaron, a partir del lanzamiento de estos alimentos.

Pero no todo son malas noticias, yo creo que la clave del bienestar del ser humano, es el encontrar un balance, un equilibrio.  Los alimentos light no son el remedio mágico, pero tampoco todos ellos son dañinos; utilizados con moderación, pueden ser una muy buena herramienta para lograr nuestras metas.

Al final, lo que buscamos es que nuestros esfuerzos por comer bien y vivir mejor valgan la pena y notemos cambios, y nos sintamos mejor.  La clave está en saber elegir los alimentos que te convienen, sean light, lite, bajos en… y hasta esos “pecados” que nos encantan, también le hacen bien al cuerpo.

Durante las siguientes cuatro semanas vamos a aprender un poco más acerca de los alimentos light.  El objetivo es que conozcas los diferentes tipos y de qué están hechos a fin de que elijas cuáles vas a incluir en tu alimentación y cuáles no te convienen de acuerdo a tus metas.

No pretendo decirte qué hacer ni prohibirte nada, pero creo que la elección informada es la mejor.

 

¡Comer sano, estar en forma y disfrutar de lo que te gusta, no están peleados, es cuestión de encontrar el camino correcto!

 

http://www.stevien.com.mx/tienda

standard

¡Vamos a hacer dinero con tu comida!

¡Vamos a ahorrar dinero y comer mejor con estos consejos super sencillos!

1. Compra en el mercado sobre ruedas:

Además de ser más barato que el supermercado, los productos son más frescos y apoyan la economía de muchos agricultores.

2. Aprovecha y prefiere los alimentos de la estación:

Trata de comprar las frutas y verduras de la estación, son más baratas,  contienen los nutrientes que tu cuerpo necesita para esa época del año, además, es más probable que sean frescas y de buena calidad.

3. Si compras alimentos envasados:

Evita comprar alimentos instantáneos, la mayoría de ellos son altos en sodio, grasa, calorías y generalmente son poco nutritivos, además si comparas el costo de ese alimento hecho en casa, generalmente pagas 2 o 3 veces más.

Hay algunos productos que preferimos comprar envasados, trata de elegir aquellos que no viene procesados y que ofrecen el producto lo más cercano a la presentación fresca.

4. Prepara tus aguas naturales:

Aprovecha las frutas y verduras frescas, para preparar jugo y aguas. El costo de las bebidas envasadas es muy alto, además de su alto contenido en azúcares y sustancias químicas.

5. Cocina cuando menos una vez a la semana:

Si tus actividades no te permiten cocinar para cada día de la semana, intenta cocinar un día y prepara lo suficiente para otros días.  Te sugiero que hagas platillos fáciles de guardar y recalentar.  De esta manera le ofrecerás una opción mucho más saludable (y barata) a tu familia.

6. Planea un día a la semana vegetariano:

No necesitas hacer platillos complicados, sólo elimina la carne (res, pollo, cerdo, huevo y pescado) y cámbiala por quesos frescos, queso de soya o soya.  Cuando sustituyes las carnes, ayudas a que tu familia coma más verduras de una manera más sencilla, mientras más colores agregues, más vitaminas, minerales y fibra le estarás ofreciendo a tu familia.

Te aseguro que ese día se sentirán más ligeros y con más energía para continuar su día.