standard

¿Tan bueno es todo lo “INTEGRAL” en la comida?

Granos enteros…

¿Son tan buenos como dicen?

Los granos enteros son las semillas de diferentes granos, como: trigo, maíz, centeno, avena, arroz, cebada, entre otros; que aún conservan todos los nutrimentos originales.

Un grano entero se conforma de 3 elementos y cada uno de ellos aporta diferentes nutrimentos:

Salvado o capa externa: Fibravitaminas del complejo B y minerales (como Hierro, Magnesio, Zinc y Cobre).
Endospermo o capa intermedia: Carbohidratoscomplejos y proteínas.
Germen o el centro: Antioxidantes y fitonutrientes.

Los granos enteros son saludables porque:

  • Nos ayudan a mantener o disminuir nuestro peso, ya que cuando los comemos nos sentimos satisfechos más rápido y por más tiempo, con lo que se previene el sobrepeso.

  • Disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, ya que ayudan a reducir los valores de colesterol total, colesterol LDL, triglicéridos y la presión arterial.

  • Reducen el riesgo de tener diabetes y también ayudan a controlarla, ya que al comerlos aumentamos la respuesta de la insulina y así mejoramos nuestros niveles de glucosa en sangre.

  • Optimizan la salud del intestino, ya que mejoran el movimiento intestinal, se reduce el riesgo de infecciones gastrointestinales, menor inflamación y además aumentan la flora intestinal.

Sin embargo para lograr estos beneficios necesitamos comer mínimo 48g de granos enteros al día.

Y se preguntarán ¿Cuánto necesito comer para alcanzar esta recomendación?

Aquí les dejo unos ejemplos:

1 pieza de pan integral = 16 g de granos enteros
½ taza de granos de elote = 16 g de granos enteros
2 tazas de palomitas de maíz = 16 g de granos enteros
½ taza de arroz salvaje o integral cocidos = 16 g de granos enteros
¼ taza de avena o granola = 16 g de granos enteros
½ taza de pasta integral cocida = 16 g de granos enteros
2.5 tazas de amaranto = 24 g de granos enteros

Asimismo, en los supermercados, puedes identificarlos productos que contienen granos enteros, mediante el “Sello del Grano Entero” el cual especifica cuántos gramos contiene cada producto.

¡Te invito a que la próxima vez que compres, juegues al detective y encuentres la versión más saludable de lo que le gusta a tu familia!

Si quieres lograr una dieta saludable, busca tener una alacena saludable.

standard

¡Qué no te asusten los carbohidratos!

Los erróneamente señalados como enemigos de tu dieta, amigos de tu lonja y motivo de tus antojos…”los carbohidratos”.

También conocidos como Hidratos de Carbono, este nutrimento ha sido ampliamente satanizado en las últimas décadas, sin embargo si dejas de comerlos tu cuerpo sufre y utiliza el tejido de los músculos para obtener energía, de tal manera que bajas de peso pero pierdes tono y fuerza; además de que es uno de los combustibles más importantes para el cerebro.

Como podrás observar, las etiquetas dividen el total de carbohidratos en dos grupos: Azúcares y Fibra.

Azúcares se refiere a la cantidad de carbohidratos de fácil digestión o que se convierten a glucosa con rapidez.

Fibra se refiere a la porción del alimento que no es digerible pero que ayuda al correcto funcionamiento del intestino.

Como ya te había platicado antes, evita aquellos alimentos que contienen fructosa o HFCS ya que se les ha relacionado cada vez más con la epidemia de obesidad, diabetes y enfermedades del corazón.

En general se recomienda que menos del 10% del total de tu dieta sea azúcar, por lo que una medida práctica es elegir alimentos en los que la porción contenga menos de 50g de azúcares.

standard

¡Queremos entrar hasta tu cocina!… con un panqué de plátano.

¡Hola! ¿Cómo estás?… esta vez queremos meternos hasta tu cocina 😉

Ya hemos platicado de muchos temas, y nos encanta seguir aquí contigo. Esperamos que toda la información que te mandamos, te sea super útil y deliciosa para leer en algún ratito del día que tengas libre.

Hoy queremos meternos hasta el centro de mando de tu casa, y darte una receta deliciosa para que pruebes cocinar sin azúcar, utilizando nuestros productos Stevien y te sorprendas de lo delicioso que puede ser comer más rico y saludable, y con menos culpas.

¿List@s?

¡Hagamos PAN DE PLÁTANO para aprovechar esos platanitos super maduros que se están quedando en tu frutero!

Necesitas:

3/4 taza (87 g) de nueces picadas
3 cucharadas de Stevien en polvo
1/4 taza (35 g) de harina
1/4 cucharadita de canela molida
1/4 taza (60 g) de mantequilla sin sal, ablandada

Pan de plátano
3 a 4 plátanos muy maduros triturados con un tenedor
3/4 taza (180 ml) de jarabe Stevien de maple
1/2 taza (115 g) de mantequilla
2 huevos
2 tazas (280 g) de harina
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de sal

PREPARACIÓN

Pan:

1.Con la parrilla en la posición intermedia, precalienta el horno a 180 ° C.
2,Coloca mantequilla en un molde para pan de seis tazas (1,5 litros) de 25 x 10cm y colócalo en una hoja de papel encerado, dejándolo colgar por
ambos lados.
3. En un tazón, combina las nueces, el endulzante Stevien en polvo, la harina y la canela.
4.Agrega la mantequilla y mezcla con las yemas de los dedos hasta que la masa se humedezca. Reserva.

Pan de plátano:

1.En otro tazón, mezcla los plátanos, el jarabe Stevien de maple, la mantequilla y los huevos. Reserva.
2.En un tazón grande, combina la harina, el bicarbonato de sodio y la sal. Con una cuchara de madera o una espátula, agrega la mezcla de plátano hasta que la masa se humedezca.
3.Difunde la mitad de la masa en la sartén preparada. Espolvorea con la mitad de las migajas. Vierte la masa restante y espolvorea el resto de la migaja.
4.Hornea durante aproximadamente 1 hora y 15 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio.

¡Listo! ¿Nos cuentas cómo te quedó o si le agregaste algún toque mágico ?